Gioachino Rossini Músico extraordinario, Gourmet apasionado

Descubre la historia que hay detrás de Gioachino Rossini y disfruta de las especialidades de nuestro restaurante italiano Rossini en Plaza Real de Barcelona
Gioachino Rossini músico y gourmet

El compositor italiano Gioachino Rossini es la figura principal que inspira la esencia de nuestro restaurante italiano ubicado en el corazón de la Plaza Real de Barcelona. Rossini se labró su fama y un hueco en la historia de la música por ser uno de los compositores de ópera cómica más grandes y admirados del siglo XIX.

En todo el mundo fue también reconocido como un hombre sencillo que adoraba los placeres de la vida como la gastronomía, el arte y sus amistades. Tal fue así que a lo largo de su vida cultivó una faceta de gourmet experto y era querido por sus semejantes por su carácter bonachón y su entereza.

A modo de homenaje hemos preparado este pequeño post para recorrer los momentos más puntuales de la historia del artista y también compartir sus anécdotas más graciosas y divertidas.

¡Comenzamos!

Tabla de contenidos

Los comienzos humildes del artista

Gioachino Rossini nació en 1792 en la ciudad italiana de Pesaro en el seno de una familia de clase baja. Durante su infancia estuvo frecuentando los coros de las iglesias, donde gracias a su melodiosa voz se ganó la admiración de mucha gente.

Dado al éxito del niño, un peluquero de la ciudad sugirió una idea ambiciosa a su padre para así sacar provecho a su voz y convertirlo en un artista: ¡Rossini estuvo a punto de convertirse en un “castrati”!, ya que para la familia supondría una fuente de ingresos fija y un futuro seguro para su hijo.

Pero gracias a la intervención de su madre se salvó de serlo.

El origen de la pasión del gran Rossini

Desde los 14 años comenzó a destacar en el mundo de música como una figura de talento que terminaría decantándose por la ópera burlesca revolucionando la temática con nuevas incorporaciones como el bel canto y los números de ballet.

Una de las obras que compuso Gioachino Rossini en su juventud fue “El barbero de Sevilla” una ópera cómica que en sus inicios no tuvo buena aceptación e incluso tuvo la mala suerte de tener un mal estreno a causa de un furioso gato que merodeaba por allí e interrumpía a las cantantes.

Sin embargo, con el tiempo esta obra saltó desde un modesto teatro hasta el famoso teatro San Carlos de Nápoles, llegando a componer más de 30 óperas que fueron en adelante distribuidas por toda Europa.

Opera de Napoles conciertos Rossini
teatro de napoles Rossini

En este periodo Rossini contribuyó a la transformación de la ópera con toques más orientados al romanticismo de mano de conocidos compositores como Verdi y Wagner. El propio Rossini solía comparar las obras de los artistas con el aroma de los platos y salsas de los restaurantes.

En una ocasión el artista comparó la música de Wagner con una salsa de pescado diciendo que el gusto era fuerte pero le faltaba contenido, posteriormente se disculpó por la broma.

A sus 37 años decidió retirarse y dedicarse a vivir su mejor pasión por la comida como un respetado “Gourmet”. De hecho, una de las citas más populares por la que es recordado es:

“El apetito es la batuta que dirige la gran orquesta de nuestras pasiones”

Barbero de sevilla opera Rossini

Incluso hay otras anécdotas de sus amigos que dicen que Rossini se entristeció cuando un pavo trufado cayó por la borda de un barco… o que el mismo músico componía sus óperas mientras comía en los restaurantes.

Los sábados músicales de Rossini

Una vez se retiró de la música, Rossini se decantó por organizar una actividad social cada sábado en su casa. Estos eran “los sábados musicales”, cenas de calidad acompañadas con música en directo, que se volvieron muy populares entre la burguesía de París. En estas veladas solo podían acudir un número selecto de invitados, los cuales eran escogidos entre príncipes, literatos y estadistas.

Este era el escenario perfecto donde sacaba a relucir su faceta artística de gastrónomo, tal era su dedicación por la comida que muchas veces el mismo creaba los platos para sus comensales, ordenando los ingredientes uno a uno.

Caricatura músico Rossini
tournedos Rossini cocina italiana

En más de una ocasión tuvo choques con su chef personal por probar combinaciones de ingredientes poco adecuadas. Muchos de estas nuevas creaciones de platos recibieron el apelativo “a la rossini” como Tournedos a la Rossini, canelones a la Rossini, huevos a la Rossini, pollo a la Rossini, filete mignon a la Rossini, arroz a la Rossini, tallarines a la Rossini y seguramente habrá un sinfín de platos “a la Rossini”.

En nuestro restaurante italiano de Plaza Real también hemos querido trasladar esta esencia por eso cada día, a partir de las 20 horas, podrás disfrutar de conciertos en directo de nuestra pianista mientras degustas nuestros platos italianos con esencia mediterránea.

Y para terminar….

Nos despedimos con una de las anécdotas más populares de Gioachino Rossini:

Antes de sentarse a la mesa Rossini preguntó al músico Francisco Asenjo Barbieri si quería ver su colección de violines. Tenía algunos españoles.

-¿Violines españoles? –pregunto Barbieri- ¿De dónde?.

-De Trevélez.

Y le llevó a la despensa. Los violines eran jamones.

Facebook
Twitter
Pinterest
LinkedIn
WhatsApp